Dos Caballeros de la Lugartenencia para España Oriental, Jordi de 26 años y Juan Gualberto de 86, dan testimonio de su amor por la Orden y del «vínculo inseparable» que los une a Tierra Santa.

Juan-Gualberto de Balanzó y de Solá, 86 años, Caballero Gran Cruz, Palma de Oro de Jerusalén, Canciller de Honor da testimonio de su compromiso. Su familia forma parte de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén desde hace más de un siglo y él mismo ha servido en la Orden de España como Consejero, Maestro de Ceremonias, Fiscal y Canciller.

Os recomendamos seguir toda la notícia en el link del Gran Magisterio: Noticia Gran Magisterio